La pacífica vía del río

Por naturaleza y sin esfuerzo

Corre por encima de las piedras y pecez

Igual que mi atracción acia la verdad

Que se esconde en el discurso eterno.

De tal modo que una piedra se cae

Desde la punta de una montaña,

De tal modo que el viento

Carga las alas de una paloma volando,

Es así que mi inclinación es a la belleza escondida,

Detras de la música serena y eterna.

El eco de la nota primordial,

Cantada con sonorosa fuerza,

Y triste alegría,

Se encuentra multiplicado en este mundo,

Por toda palabra honesta, por toda pieza de arte

hermoza.

Si esta hipnotizante tempestad de bellesa

Corre y unde el camino justo de nuestro ambiente,

El mundo dichoso no podría expresar adequada

Gratitud: Pero el río corre, y no se detendrá, por tal

Razón, la gratitud empezará su nueva etapa de alegría

Y verdad.

Published by

Carlos

Facebook page: https://www.facebook.com/carlosjimenezwritings?ref=hl

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *